CAROLINO

Centro histórico, 4 sur y 3 oriente

 

Carolino es el pseudónimo del edificio contiguo y hemos de decir que su presencia como su nombre son solemnes, de ninguna otra forma podríamos descubrir el Callejón John Lennon  que al llegar a la 4 sur se bifurca hacia el norte y hacia el sur, hacia el norte la parte trasera del Carolino, y hacia el sur los cafés y las tiendas de antigüedades.

Hemos de decir, que este callejón se comporta como un caudal que fluye por los puestos de artesanías, que arropa en sus creativas aguas libretas y baúles hechos a mano, pulseras, anillos de cobre, platería, libros, nieves, talavera, bolsos y carteras. Si nos acercamos más podemos encontrar incluso cuarzos, chocolates, un violoncello y una que otra leyenda. En un fin de semana de aquellos podíamos escuchar las voces invitándonos a probar las nieves, a probarnos los collares o alzar lo que nos guste con una melodía de fondo, algún grupo o algún cuarteto; podríamos de hecho conocernos por nuestra recurrencia a este espacio, por lo maravillado que uno que lo habita lo contempla aún habiéndolo conocido antes o quizás gracias a eso; hoy se escucha un radio solo, tos, pasos y hojas secas, caminantes de otro destino y el callejón se despliega en partidas no tan lejanas.